viernes, 3 de octubre de 2014

Autorizó adelantos ilegales y limitó la participación de postores en obra de agua potable de Tembladera

La Contraloría General de la República halló un tercer riesgo en sus investigaciones sobre la ejecución del proyecto de mejoramiento del sistema de agua potable y alcantarillado de Tembladera.
Se trata de pagos adelantados que superan los 4 millones de soles al Consorcio Gallito Ciego, contraviniendo a lo que se estableció en las bases de la licitación pública y quebrantando la Ley de Contrataciones del Estado, “lo que ocasionó que en el desarrollo del proceso de selección, se limite la participación de más postores, que no contaban con la disponibilidad de efectivo inmediato”, dice la Contraloría en su Informe Nro.334-2013-CG/CRN.
Lo que llama a sospecha es que en las bases administrativas de la licitación pública se establece que la Municipalidad Distrital de Yonán no otorgará ningún adelanto para la ejecución del proyecto y que “los pagos se efectuarán con las valorizaciones de acuerdo al avance de la obra”.
Asimismo en la proforma del contrato no se considera el pago de ningún adelanto, según la Contraloría.
Agravan estas irregularidades el hecho de que para obtener los adelantos el Consorcio Gallito Ciego presentó como garantías cartas fianzas emitidas por la Cooperativa de Ahorro y Crédito para Empresas Exportadoras-COOPEX, “entidad que no se encuentra acreditada por la Superintendencia de Banca y Seguros para la emisión de dichos documentos”.
Pero lo que causa extrañeza en esta sarta de anomalías detectadas por la Contraloría, es que uno de esos adelantos –directo por 1 millón 786 mil 398.30 soles - fue entregado por la Municipalidad Distrital de Yonán al Consorcio Santa Clara antes de la entrega del terreno.
Según el Informe Nro.334-2013-CG/CRN, en el ítem 5.1 Estado Situacional, “el 21 de diciembre de 2011, la Municipalidad Distrital de Yonán, mediante comprobante de pago Nº 1300-RO, canceló al Consorcio Santa Clara, la suma de S/. 1’786,398.30, por concepto de adelanto directo”.
Y con fecha 27 de diciembre de 2011, es decir 6 días después, se suscribe el acta de entrega de terreno, cuya propiedad no estaba saneada legalmente, anomalía que fue denunciada posteriormente por la empresa constructora.
Al respecto la el Artículo Nº 38 de la Ley de Contrataciones del Estado no autoriza a la entidad –en este caso a la municipalidad de Yonán- a otorgar ningún tipo de adelantos, cuando en las bases no se ha considerado su entrega, señala la Contraloría en su informe.
Pero, ¿cómo se atrevieron a dar esos adelantos millonarios ilegales los representantes de la municipalidad de Yonán, entre ellos el alcalde Franklin Durán Terrones? ¿Acaso se olvidaron de que en las bases de la licitación pública exigieron solvencia económica al postor ganador de la buena pro y que establecieron no otorgar ningún adelanto para la ejecución del proyecto?
¿Por qué su desesperación por dar esos millonarios adelantos a la empresa constructora antes de la entrega del terreno y sin haber iniciado la obra de agua potable y alcantarillado de Tembladera? ¿Por qué llegaron al extremo de modificar lo establecido en las bases de la licitación pública mediante el Contrato de Ejecución de Obra con el fin de establecer adelantos con la presentación de carta fianza? Y, si esgrimen alguna justificación, ¿por qué no averiguaron si la Cooperativa de Ahorro y Crédito para Empresas Exportadoras-COOPEX estaba acreditada o no para la emisión de las cartas fianzas que garantizaron los adelantos?
Nos falta espacio para seguir pidiendo explicaciones de la forma como el alcalde, funcionarios y “asesores” han manejado los más de 9 millones de soles que el Estado transfirió a la municipalidad de Yonán para mejorar el sistema de agua potable y alcantarillado de Tembladera, dinero que se hizo humo.
Han pasado casi dos años y medio desde que se inició la construcción de la referida obra y hasta la fecha no es concluida, cuando su plazo de ejecución es sólo de 270 días calendario.
Y lo que indigna a la población es que lo poco que se ha avanzado en su ejecución está mal hecho, prueba de ello son los constantes aniegos de aguas servidas en algunas calles de Tembladera que pone en riesgo la salud de los pobladores.

Se inició ejecución de obras sin contar con la libre disponibilidad de terrenos

En la primera parte de este trabajo periodístico, informamos como el expediente técnico del proyecto de mejoramiento del sistema de agua potable y alcantarillado de Tembladera fue aprobado por el alcalde de Yonán, Wilmer Franklin Durán Terrones, mediante la Resolución de Alcaldía Nº 064 – 2011 – MDY. T/A, el 1 de junio de 2011, a pesar de que ese documento estuvo firmado únicamente por un arquitecto, sin la participación de otros profesionales especialistas en obras de saneamiento.
Esto, para la Contraloría, constituye un riesgo porque puede ocasionar deficiencias y/o problemas en el proceso de construcción de la obra.
Aclaramos que esta publicación –que la hacemos por capítulos – se basa en el Informe Nº 334 – 2013 – CG/CRN de la Contraloría General de la República – región Cajamarca. Y cualquier descargo del gobierno municipal que dirige Wilmer Franklin Durán Terrones, se debe hacer ante el Ministerio Público y el Poder Judicial, porque la Contraloría – máximo ente fiscalizador del Estado – luego de haber emitido el referido informe está en la obligación de denunciar a las personas que estarían involucradas en las graves irregularidades cometidas en la ejecución del proyecto de agua potable y alcantarillado de Tembladera.
Dicho esto pasaremos a ocuparnos de la segunda parte de nuestro informe titulado “Por corrupto podría ir a la cárcel”.
SEGUNDO RIESGO
El segundo riesgo detectado por la Contraloría General de la República, en su Informe Nº 334 – 2013-CG/CRN, es la falta de libre disponibilidad de los terrenos donde serían ejecutadas las estructuras de captación, reservorios y planta de tratamiento de aguas residuales.
Sobre este punto la Contraloría dice que “según el Informe Nº 211 – 2011 – ING.RWQC de 4 de octubre de 2011, suscrito por el ingeniero Roberth Willy Centurión, jefe de la División de Infraestructura y Proyectos, se informó al gerente municipal que la propiedad de los terrenos donde se construiría las lagunas de oxidación del proyecto eran propiedad de la junta de agua potable de Tembladera”.
Y que, además, el residente de la obra, ingeniero Pedro Taico Zamora, solicitó a la supervisión de la obra hacer “las coordinaciones del caso para la disponibilidad del terreno donde están proyectadas las lagunas de la planta de tratamiento de aguas residuales ya que actualmente estas se encuentran con sembríos de arroz”.
Esa solicitud está registrada en el cuaderno de obra, asientos de los meses de febrero y abril del año 2012, asegura la Contraloría.
Así mismo dio a conocer que dicho profesional informó a la supervisión de la obra que no existe disponibilidad de terreno para la construcción de la infraestructura de captación de agua.
“Por lo expuesto –dice la Contraloría- de no contar con la libre disponibilidad de los terrenos, puede ocasionar el riesgo potencial de ampliaciones de plazo por causas atribuibles a la entidad –léase municipalidad- y el reconocimiento de mayores gastos generales, en perjuicio de la Municipalidad Distrital de Yonán”.
Como veremos más adelante, por esas y otras irregularidades se dieron ampliaciones de plazos y se originaron mayores gastos en la ejecución del proyecto de agua potable y alcantarillado de Tembladera, trabajos que solamente Dios sabe cuándo serán terminados.
Pero ello no solamente ha perjudicado a la municipalidad de Yonán y al Estado sino, en mayor medida, a la población tembladerina que, por la irresponsabilidad de sus autoridades ediles, se ve obligada a continuar bebiendo agua contaminada.
Además varios pobladores son afectados por accidentes en las cajas de agua que la empresa constructora ha dejado sin tapa, amén de los olores desagradables que tienen que soportar debido a la fuga del desagüe en algunos puntos de la ciudad.
¡Todo un atentado contra la salud y la vida de los pobladores de Tembladera!, localidad ubicada en la provincia de Contumazá, región Cajamarca.
¿HAY RESPONSABLES?
A raíz de la primera parte de este informe periodístico, han surgido algunos comentarios -en las redes sociales- que defienden al alcalde a capa y espada, llegando incluso a insultar a nuestro director.
Dicen los comentaristas fantasmas – que no se identifican ni dan la cara – que el Ministerio de Vivienda es el que debió detectar los errores del expediente técnico del proyecto de agua potable y alcantarillado de Tembladera, porque el alcalde Franklin Durán – que no es especialista en el tema – se limitó a firmar su aprobación luego de una sesión de concejo.
¿Quieren decir, los comentaristas fantasmas, que el alcalde, regidores, gerente y asesores de la municipalidad de Yonán garantizaron el referido expediente técnico sin haber leído la Ley de Contrataciones del Estado?
Ahora, ¿qué responderán los acérrimos defensores de don Franklin al leer este segundo informe periodístico, basado en el Informe Nº 334 – 2013 CG / CRN de la Contraloría?
¿Dirán acaso que el alcalde Durán Terrones -ex gobernador del distrito- no había escuchado que los terrenos donde se proyectó construir las lagunas de oxidación son de propiedad del Proyecto Especial Jequetepeque Zaña (PEJEZA) y que éste los entregó a pequeños agricultores de la zona para que los siembren en beneficio de sus humildes familias?
¿Querrán desmentir los informes del ingeniero residente Pedro Taico Zamora, referidos a la falta de disponibilidad de terrenos para la construcción de estructuras de captación, los cuales fueron dirigidos a la supervisión mediante anotaciones en el cuaderno de obra?
¿Afirmarán talvez que sí arreglaron  - de palabra – con el señor Segundo Plasencia Altamirano para que sobre el terreno de su propiedad, ubicado en Prolongación Tarapacá, abran zanjas y construyan un tanque Imhoff e instalen tuberías, pero que este ciudadano después no quiso cumplir su palabra?
El alcalde y sus defensores fantasmas, en vez de vociferar, deben exhibir pruebas -como las exhibimos nosotros- para desnudar la verdad. Por ejemplo deben presentar los documentos que facultan a la municipalidad utilizar los terrenos, designados en el expediente técnico, para ejecutar las estructuras de captación, reservorios y planta de tratamiento de aguas residuales.
Pero les recomendamos que los documentos que presenten deben ser legales y no fraguados.
Si no cuentan con esos documentos legales, los involucrados en esta investigación tendrán que asumir su responsabilidad ante la ley.
Y a propósito la Ley de Contrataciones del Estado, aprobada por  Decreto Legislativo Nº 1017, establece en su Artículo 13:“En el caso de obras, además, se deberá contar con la disponibilidad física del terreno o lugar donde se ejecutará la misma y con el expediente técnico aprobado, debiendo cumplir con los requisitos establecidos en el Reglamento. La entidad –léase la municipalidad- cautelará su adecuada formulación con el fin de asegurar la calidad técnica y reducir al mínimo la necesidad de su reformulación por errores o deficiencias técnicas que repercutan en el proceso de la ejecución de la obra”.
Esperamos que el alcalde Durán Terrones y sus “asesores” lean el Artículo 13 de la Ley de Contrataciones del Estado y lo graben bien en su memoria para que en el futuro no malogren importantes proyectos que son financiados por Estado para mejorar la vida de nuestro pueblo.
En la próxima edición nos ocuparemos de la maña que se habría utilizado en la licitación pública de este frustrado proyecto.

Por corrupto podría ir a la cárcel

•Alcalde de Yonán, Franklin Durán Terrones, está comprometido en graves irregularidades cometidas en la construcción del sistema de agua potable y alcantarillado de Tembladera.
Por corrupto, el alcal­de distrital de Yonán, Franklin Durán Te­rrones, podría ir a la cárcel. La Contraloría General de la República ha detectado ocho riesgos –con indicios de de­litos- en la construcción del sistema de agua potable y alcantarillado de Temblade­ra.
El presupuesto de la obra en mención es de 9 millones de soles, aproximadamente, cuya ejecución fue iniciada el 19 de enero del 2012 y de­bió ser concluida en el plazo de 270 días calendario.
Sin embargo ha transcu­rrido un año y tres meses en los que hubo trabajo mal hecho, paros, reclamos, ampliaciones de plazo y de­nuncias que originaron una veeduría de parte de la Con­traloría General de la Repú­blica.
Lo cierto es que, hasta el momento, se ha gastado todo el presupuesto millo­nario del proyecto, se ha disuelto el contrato con la empresa constructora “Con­sorcio Gallito Ciego” y se está invirtiendo más dinero del Estado para continuar con la ejecución de una obra que fue iniciada con un ex­pediente técnico defectuoso e incompleto.
Lo real también es que la población tembladerina -por la incapacidad y la entraña corrupta del alcalde y de al­gunos funcionarios munici­pales- viene soportando olo­res fétidos y corre el riesgo de contraer enfermedades debido a que la empresa constructora ha roto parte de la red de la alcantarilla antigua y los desagües des­embocan en diferentes pun­tos de la ciudad.
Parte de este problema se ha solucionado por las que­jas de los vecinos quienes han logrado que la fiscalía constate esa inmundicia y accione conforme a ley. Pero aún hay desagües que vienen contaminando ace­quias, huertas y chacras, lo cual constituye una grave amenaza para la salud de los pobladores de aquella cá­lida localidad.
En este informe nos ocu­paremos del expediente téc­nico de la obra, el cual fue entregado incompleto y mal elaborado al consorcio Galli­to Ciego y constituye la cau­sa principal del atraso y las deficiencias en la ejecución del referido proyecto.
EXPEDIENTE INSERVIBLE
En el Informe N° 334- 2013-CG/CRN, la Contra­loría señala –entre otros puntos- que el expediente técnico del mejoramiento del sistema de agua potable y ampliación del sistema de alcantarillado de Temblade­ra fue aprobado y firmado por el alcalde Franklin Du­rán Terrones, el 1 de junio del 2011, a pesar de que di­cho documento tiene serias deficiencias, está incomple­to y fue firmado únicamente por el arquitecto Dante Je­sús Benites Castillo quien no es especialista en obras de saneamiento.
Cabe indicar que el expe­diente técnico en mención, previamente contó con la conformidad del Jefe de la División de Infraestructura y Proyectos, ingeniero Ro­berto Willy Quispe Centu­rión, mediante el Informe N° 0015-2011/JDIP del 16 de mayo del 2011, donde expresa que el expediente técnico fue elaborado por la empresa M&G Contratistas Generales S.R.L.
Como se recordará nues­tro medio de comunicación “Perú Siglo XXI”, luego de obtener información sobre el tema, entrevistó al econo­mista Carlos Merino Ramí­rez quien-en aquel enton­ces- se desempeñaba como gerente de la Municipalidad Distrital de Yonán.
La entrevista la publica­mos en la edición N°81 del mes de marzo del 2011 y, en ella, nuestro entrevista­do confirmó que era socio y administrador de M&G Con­tratistas Generales S.R.L, empresa que había elabora­do el expediente técnico del proyecto denominado “Me­joramiento del sistema de agua potable y ampliación del sistema de alcantarilla­do y construcción del siste­ma de tratamiento de aguas servidas de Tembladera.”
Y cuando le preguntamos si era legal que él, en su ca­lidad de gerente municipal, ordenara el pago de un expe­diente técnico que había ela­borado su propia empresa, Carlos Merino respondió que “no era delito donar un expe­diente técnico para que una municipalidad consiga el fi­nanciamiento de una obra”, dando a entender que por ser hijo tembladerino estaba dispuesto a donar su trabajo con tal de que su pueblo ten­ga un buen servicio de agua potable y alcantarillado.
Sin embargo, luego de las investigaciones hechas por la Contraloría, se ha descu­bierto que no hubo tal dona­ción sino que el arquitecto Dante Jesús Benites Castillo – amigo de Franklin y Car­los- había cobrado los 366 mil 152 soles que la empresa de Carlos Merino fijó como costo por la elaboración del expediente técnico.
En consecuencia dedu­cimos que, de esta jugada maestra, estuvo enterado el alcalde de Yonán, Franklin Durán, pero guardó silen­cio y avaló con su firma ese pago oneroso que se hizo por un trabajo mal hecho e in­completo.
Pero lo más grave del asun­to es que da la impresión que el alcalde habría autorizado el inicio de la ejecución de la obra a sabiendas de que el expediente técnico era inser­vible. De ser así habría en­gañado a las autoridades del Gobierno Central, al pueblo de Tembladera y parece que también al Consorcio Gallito Ciego.
Al respecto es preciso se­ñalar que la Ley de Contra­taciones del Estado, en su artículo 184, establece que el inicio del plazo de eje­cución de obra comienza a regir desde el día en que la entidad –en este caso la mu­nicipalidad de Yonán- haya hecho entrega del expediente técnico de obra completo.
Es decir se vulneró tal dispositivo legal, porque el alcalde de Yonán autorizó el inicio de la ejecución del proyecto, el 19 de enero del año 2012, con un expediente técnico defectuoso.
Prueba de ello es que, días después, el consorcio “Ga­llito Ciego” –que parece que no era ciego sino tuerto- co­municó a la Municipalidad Distrital de Yonán que el ex­pediente técnico de la obra estaba incompleto.
Informó que le faltaba al expediente técnico lo si­guiente: estudio de mecánica de suelos, plano de detalles de las lagunas facultativas, plano de tanque Imhoff -cá­mara de rejas y desarenador. También plano de tanque In­hoff, plano de lecho de se­cado.
Y advertía que “de confor­midad con el artículo 184 el plazo de inicio de ejecución de obra no está definido has­ta que se cumpla dicha con­dición”.
Además manifestó la em­presa constructora que “ha­cemos de su conocimiento a la supervisión que los planos de agua potable y desagüe tienen deficiencias, es decir no se encuentran detallados faltando: longitud de tramos, pendientes, cotas de tapas y fondo de buzones, por lo que la brigada topográfica está levantando esta información en el campo, demandando más tiempo de lo previsto…”.
Asimismo informó que “existen partidas que no es­tán incluidas en el expedien­te técnico -como la rotura de pavimento de concreto con equipo y movimiento de tie­rra por rotura de pavimento-y que son necesarias para cumplir con las metas del proyecto”.
Se informó sobre otras de­ficiencias entre ellas “la no inclusión y ubicación de vál­vulas de aire y purga sobre la línea de conducción, la falta de detalle de cotas en los planos de los reservorios, la falta de plano topográfico, la no especificación de los diámetros de la tubería del sistema de agua y alcanta­rillado, descripción de los trabajos a efectuarse en la captación, y no se detalla la ubicación y planos de las principales estructuras”.
Estas y otras observacio­nes fueron puestas de cono­cimiento a la municipalidad de Yonán para la subsana­ción respectiva.
Sin embargo el alcalde Franklin Durán Terrones guardó silencio, una vez más, ante las deficiencias del expediente técnico y dio pie para que el Consorcio Gallito Ciego exija el reconocimiento de mayores gastos generales por ampliaciones de plazos injustificados.
Es necesario aclarar que la Contraloría General de la República afirma que revisó el expediente técnico, con­firmando las deficiencias mencionadas, sin embargo la entidad –léase la munici­palidad de Yonán- tampoco se manifestó al respecto, “lo que constituye riesgo para la correcta ejecución de la obra”, dice el informe de la Contraloría.
MARGINARON A PEONES
De otro lado, la Contralo­ría ha verificado que el ex­pediente técnico considera para todas las partidas de movimiento de tierra, tales como: excavación, relleno, cama de apoyo, eliminación de material, etc., el empleo de peones en reemplazo de maquinaria, cuando es co­nocido que la mano de obra tiene menor rendimiento y por lo tanto mayor costo.
Este punto del expediente técnico se podría justificar, entendiendo que busca la generación de puestos de trabajo para la población, pero resulta indignante sa­ber que la empresa cons­tructora –con el silencio cómplice del alcalde- utili­zó maquinaria pesada en el movimiento de tierra, con el propósito de reducir costos y obtener mayores ganancias, porque el pago de peones -en esos trabajos- estaba inclui­do en el jugoso presupuesto de 9 millones de soles.
Es decir marginaron a los peones con tal de llenarse los bolsillos, sin importarles el desempleo y la pobreza que afecta a muchos tem­bladerinos.
PROVECHO GALLITO
Se suma a las deficiencias del expediente técnico la falta del detalle de gastos genera­les, “lo cual puede causar un potencial riesgo de reconocer mayores gastos generales a la empresa constructora al no reconocer el desagregado de los mismos”, manifiesta la Contraloría General de la República en su informe.
En la próxima edición publicaremos otros riesgos –con fisonomía de delitos-detectados por la Contralo­ría en la construcción del sistema de agua potable y alcantarillado de la ciudad de Tembladera. Entre ellos la maña que habría utiliza­do el alcalde Franklin Durán Terrones y Compañía, en la licitación pública, para fa­vorecer al consorcio Gallito Ciego…

Gallito Ciego debe ser administrado por Cajamarca

Por: Luis Eloy Plasencia Torres
Alguien dijo que “el Perú es el país de las maravillas”, refiriéndose sarcásticamente a los hechos que no guardan relación alguna con la justicia pregonada por las leyes de nuestro sistema democrático –que de democrático tiene muy poco. Tanto es así que, esos hechos, llaman a risa o burla y hasta producen ira y convulsiones sociales.
Una de esas “maravillas” es la administración del agua y la central hidroeléctrica que generan la represa Gallito Ciego, incluyendo importantes áreas arqueológicas y turísticas, recursos valiosos que estando en territorio cajamarquino son administrados por el Ministerio de Agricultura y las regiones de La Libertad, Lambayeque y Cajamarca.
Son 26 años de usufructo irregular de la represa Gallito Ciego, por parte de PEJEZA, en beneficio abundante y, en muchos casos, lucrativo de foráneos. Pequeños, medianos y grandes agricultores de la costa, gozan de bonanza económica gracias al agua que proviene de la región Cajamarca.
Entre esas empresas prósperas destaca “Agrícola Cerro Prieto” cuyo fundo abarca una superficie de 5, 764 hectáreas y se dedica a la producción y comercialización de pimientos, paltas y algodón. Se perfila como una de las empresas productivas y exportadoras más importantes del Perú, lo cual merece felicitaciones.
Según informe de la página web de Pejeza, la represa Gallito Ciego -obra que viene funcionando desde el año 1987- “brinda servicio de riego para el desarrollo 42,700 hectáreas del Valle Jequetepeque, lo cual implica el mejoramiento del sistema de riego de 36,000 hectáreas del valle interior, áreas que contaban desde hace tiempo con agricultura instalada bajo riego; asimismo, ha posibilitado la progresiva incorporación de 6,188.92 hectáreas brutas (5,746 hectáreas netas) de tierras eriazas del valle exterior, vendidas en subasta pública a la empresa agrícola Cerro Prieto SAC. En La II Etapa se consideró el mejoramiento del riego en el Valle Zaña de toda su área instalada de 13,600 hectáreas, e incorporación al riego de las tierras eriazas disponibles en ambos valles de 9,700 hectáreas (5,300 hectáreas y 4,400 hectáreas, en Jequetepeque y Zaña, respectivamente)”
Y al referirse a sus trabajadores, PEJEZA agrega que “cuenta con 67 plazas, de las cuales se encuentran ocupadas 52, existiendo 15plazas vacantes, que en algunos casos se encuentran atendidas por locadores de servicio. El costo promedio mensual de planillas asciende a S/. 356,400.
Complementariamente, por necesidades de servicio de la entidad, se contrata personal profesional, técnico y obreros para la ejecución de los estudios y obras programadas. Durante el año 2011 se contrataron133 locadores, lo que significó un desembolso mensual de S/. 152,625”, dice.
Pero, ¿cuáles son los beneficios para los pueblos cajamarquinos que han sido afectados con la construcción de esa importante represa, considerada entre las más grandes de Sudamérica?: Son mínimos.
Así, por ejemplo, a algunos pobladores del distrito de Yonán -en cuyo territorio se agita coquetamente la represa del Gallito Ciego- de tiempo en tiempo se les capacita en la crianza de cuyes, mientras que a sus modestos agricultores se les mezquina el agua para el riego de sus pequeñas parcelas.
En lo que respecta al empleo que genera PEJEZA, la mayoría de sus trabajadores –casi todos-son de las regiones de La Libertad y Lambayeque. Los recursos humanos que utiliza de nuestra región se pueden contar con los dedos de la mano.
La opinión pública y las autoridades del país deben saber que para la construcción de esa gran represa se derramó desolación y tristeza en el distrito de Yonán, porque se escogió como lecho de la presa al otrora hermoso y productivo valle del Jequetepeque de la parte baja de Tembladera.
Allí florecieron los pueblos hermanos de Chungal y Montegrande, Los Leones y el Gallito Ciego que fueron despojados de 900 hectáreas de tierras agrícolas y desarraigados de su cuna para ser reubicados –por no decir desterrados- en los arenales del cruce de Pacasmayo. La represa del Gallito Ciego también inundó 600 hectáreas de tierras de cultivo de la comunidad de Tembladera.
Con la extinción de esa parte importante del fecundo valle del Jequetepeque, quedaron desocupados muchos pobladores del distrito de Yonán e incluso de otras provincias de la región Cajamarca que se dedicaban -en el desaparecido lugar- a la siembra y cosecha de arroz y también participaban en la cosecha de mangos, ciruelas, mameyes, paltas, entre otros productos, que eran comercializados en diferentes mercados. Además, con la construcción de la represa fueron extinguidos los camarones que eran una importante fuente alimenticia para la gente de Tembladera, Quindén, Chilete y otros pueblos asentados en la parte media y alta del valle Jequetepeque.
Sin embargo la presa de Gallito Ciego no solamente causó desempleo, borró del mapa a pueblos vecinos, inundó fecundas chacras y desapareció fuentes alimenticias sino que también cercenó parte del folclor y de la historia del distrito de Yonán que nuestros ancestros nos heredaron.
Y para el colmo de males se le arrancó, al referido distrito, un área total de 2,695 hectáreas con el famoso Decreto Supremo Nº 24-95-PRES emitido, el 16 de diciembre de 1,995, por el dictador Alberto Fujimori. Esas extensas áreas sembradas de restos arqueológicos y propicias para ejecutar grandes proyectos turísticos que pueden generar trabajo en bien de las poblaciones que fueron afectadas en la construcción de dicha represa, pasaron de esa forma arbitraria a poder del Proyecto Especial Jequetepeque-Zaña (PEJEZA).
En estas circunstancias adversas, las autoridades del distrito de Yonán no pueden arborizar las laderas que bordean la extensa represa, menos fomentar el turismo poniendo en valor valiosos restos arqueológicos  que están regados en la zona que el Estado declaró intangible en favor de PEJEZA, y ni siquiera se les permite un pequeño espacio para construir una laguna de oxidación que es parte de la obra de agua potable y desagüe la cual es financiada por el Gobierno Central con un presupuesto superior a los 9 millones de soles.
Esos y otros atropellos nos ha dejado la construcción de la gran represa del Gallito Ciego cuyas aguas color turquesa -cual espejo gigante- reflejan el lindo cielo tembladerino, fenómeno que es admirado por propios y extraños.
No hay duda que nuestros vecinos costeños –en complicidad con políticos y gobernantes injustos- nos dejaron para los cajamarquinos un gran espejo que sólo sirve para que se mire el cielo y a cambio se están llevando -desde hace 26 años- 400 millones de metros cúbicos de agua con la que irrigan inmensas tierras de cultivo de empresarios privados.
Pero hay que recordarle al Estado Peruano que el tiempo de cambiar espejos por riqueza ya pasó. No estamos en el tiempo de la Colonia. Es necesario voltear la página y empezar a escribir un nuevo capítulo en la historia de la región intitulado “Gallito Ciego: Administración y canon de agua para Cajamarca”.
Título que sintetiza lo que en justicia corresponde a nuestra región, porque la administración de una represa que ha sido construida en su territorio y es alimentada por agua “cajacha” no puede estar en manos y al mando de liberteños y lambayequenos ¿Acaso ellos –los costeños- permitirían que los cajamarquinos administremos Chavimochic o Tinajones?
De otro lado los recursos naturales y turísticos que son propiedad del distrito de Yonán –expropiados a favor de PEJEZA- deben ser devueltos para que los pobladores y sus autoridades desarrollen proyectos que generen fuentes de trabajo y bienestar en esa zona que fue perjudicada con la construcción de la presa y hoy está empobrecida.
Asimismo, el canon del agua de la represa del Gallito Ciego es un derecho que le corresponde a la región Cajamarca, dinero que debe ser compartido, en forma especial, con la Municipalidad Distrital de Yonán para la ejecución de proyectos que mejoren la calidad de vida de los pobladores.
Conocedores del espíritu justiciero y combativo de nuestro presidente regional, profesor Gregorio Santos Guerrero, le trasladamos esta propuesta que es el sentir de los cajamarquinos, especialmente de miles de agricultores y pobladores del valle Jequetepeque. De igual manera los pobladores y autoridades de todas las provincias de la región debemos sumar ideas y esfuerzos con el fin de reivindicar los derechos que nos pertenecen sobre el agua y la represa del Gallito Ciego.
No más espejo de cielo a cambio de pobreza. Ha llegado el momento de exigir parte de la riqueza que produce nuestra represa.

En el distrito de Yonán ganó el NO con el apoyo del APRA

1373399915712-Sin_t_tulo-1.jpg
El gobierno corrupto de Franklin Durán está empañando la alicaída imagen del APRA. Ha defraudado a su padrino el ex congresista Alejandro Rebaza.
Ganó el No en la consulta de revocatoria de autoridades ediles realizada, el domingo 07 de Julio, en el distrito de Yonán, porque el Partido Aprista Peruano (APRA) apoyó a un gobierno municipal corrupto.
Usurpando los acordes revolucionarios de la Marsellesa Aprista, borrando pintas del SÍ cual bárbaros Atilas, regalando bolsas de alimentos – a víspera de la consulta-, insultando a sus opositores y difundiendo profusa propaganda con el dinero del Estado, don Franklin Durán Terrones y sus dóciles regidores se aferraron al mando de la Municipalidad Distrital de Yonán.
Pero, parece, será por corto tiempo.
Tras el conteo de votos, en un 93.33% de mesas electorales, la ONPE informó que 1,138 ciudadanos votaron para que el alcalde deje el cargo y 2,334 marcaron lo contrario. Algo similar ocurrió con los votos para los regidores.
El mensaje de la mayoría de los electores de ese distrito, ubicado en la provincia de Contumazá, región Cajamarca, es claro: “Dejemos que nuestras autoridades municipales terminen su mandato”. Tras esas cifras se refleja la esperanza de que el alcalde y los concejales corrijan sus errores y cambien su conducta por un mejor gobierno.
Sin embargo los 1,138 electores que marcaron el SÍ no son pocos. Ellos muestran su descontento ante un gobierno municipal que ha desperdiciado la oportunidad de construir, de la mejor forma, la más importante obra que Tembladera reclamaba desde hace varios años.
Nos referimos a la construcción del sistema de agua potable y alcantarillado, valorizada en más de 9 millones de soles, cuya ejecución estuvo a cargo del consorcio “Gallito Ciego” al que el alcalde Durán le entregó casi todo el presupuesto, a pesar de que los trabajos en esa obra eran lentos y deficientes. Tuvo que intervenir la Contraloría para que el “Gallito Ciego” sea echado. En consecuencia dicha obra ha sido paralizada por la irresponsabilidad de sus autoridades municipales que no se preocuparon de hacer las observaciones del caso en forma oportuna y más bien guardaron un silencio cómplice de esas irregularidades. También ha generado descontento en la población otras anomalías en la construcción de obras menores realizadas en los demás caseríos.
Cabe señalar que las filas de los disconformes con la gestión del alcalde Franklin Durán pueden ser engrosadas por aquellos que marcaron el No cuando éstos se den cuenta que sus autoridades ediles les han mentido. Entonces don Franklin no la tendrá tan fácil, en los pocos meses que le quedan como gobernante, pues serán muchos sus opositores y no “cuatro pelagatos” como dicen sus ayayeros.
Es decir el resultado de la reciente consulta de revocatoria no es para que el actual gobierno municipal del distrito de Yonán cante victoria. Tiene mucho que explicar en torno a la mala ejecución de obras públicas y sus opositores harán una mayor fiscalización de su labor.
¿HASTA CUÁNDO EL APRA LO APAÑARÁ ?
Por ser ahijado del ex congresista cajamarquino Alejandro Rebaza o quizás por cálculo político dirigencial, con miras a las próximas elecciones, el Partido Aprista Peruano lo apaña, lo protege de la ira popular y lo ha apoyado para que prosiga en el cargo.
Con este aval don Franklin Durán Terrones y su corte querrán atornillarse en el poder y, seguramente, estarán pensando en la reelección, pero ¿hasta cuándo este alcalde será protegido por el APRA?
Debe tener en cuenta el alcalde que el resultado de esa consulta de revocatoria -que capeó con el dinero del Estado y con la  ayuda del APRA- es como una neblina que oculta el descontento de los pobladores que se está generalizando por su falta de capacidad para gobernar y construir obras públicas en forma eficaz y transparente.
Sin la ayuda del partido de la estrella, otro hubiese sido el resultado de la consulta de revocatoria del 07 de julio. Y este apoyo estuvo a punto de ser retirado mediante un comunicado público que iba a ser emitido por el comité provincial del APRA, un mes antes de la consulta popular, “porque el gobierno de Franklin Durán es corrupto”, según informaron dirigentes apristas de Contumazá.
Sin embargo los dirigentes provinciales del APRA dieron marcha atrás en esa tarea moralizadora, luego de viajar a Tembladera y compartir un almuerzo de camaradería y unas “chelitas” con el alcalde cuestionado, en su propia casa. Esta denuncia fue hecha, a Perú Siglo XXI, por un destacado dirigente aprista de Tembladera quien aseguró que ningún miembro de su comité distrital participó en esa reunión que ha dañado la imagen del APRA.
Es evidente que, después de la muerte de Víctor Raúl Haya de La Torre - fundador e ideólogo del Partido Aprista Peruano- el APRA se ha convertido en una agencia de empleos para sus partidarios y un negocio redondo –como su líder actual- donde las decisiones políticas las toman las cúpulas a puerta cerrada, en forma vertical y al mismo estilo de una dictadura, para priorizar sus intereses y dejar en segundo plano los derechos del pueblo.
Pero el APRA es el partido más organizado y más antiguo del Perú. Está conformado por miles de ciudadanos honestos que ya están hartos de ser utilizados por esas cúpulas corruptas que han traicionado los principios revolucionarios y justicieros de esa organización política.
El alcalde Franklin Durán, qué duda cabe, es un advenedizo del APRA invitado a participar en política por su padrino el ex congresista Alejandro Rebaza. A este sujeto no le interesa la doctrina ni los principios primigenios del APRA, él ha aprendido muy bien la lección de los políticos corruptos. En consecuencia esa esperanza de que cambiará su conducta y forma de gobernar sólo es una ilusión de los que votaron por el NO, porque como dice el refrán “gallina que come huevo aunque le quemen el pico”.
Y aquí viene la pregunta de cajón: ¿Hasta cuándo el Partido Aprista Peruano seguirá apoyando a ese alcalde advenedizo -disfrazado con ropaje aprista- que se da maña para utilizar a la Marsellesa revolucionaria de Víctor Raúl como escudo contra el rechazo popular a su gobierno corrupto?, o mejor dicho, ¿hasta cuándo los líderes del comité provincial aprista de Contumazá seguirán negociando la participación política de don Franklin en las filas del aprismo?
El APRA debe recordar que Tembladera –capital del distrito de Yonán- es uno de los últimos bastiones apristas del norte peruano, porque en el corazón y la mente de muchos ciudadanos aún está viva la revolución de Trujillo, revuelta popular realizada por campesinos, obreros y estudiantes de filiación aprista, ocurrida en los primeros días de julio de 1,932, durante el gobierno de Luis Miguel Sánchez Cerro.
En la revolución de Trujillo murieron, aproximadamente, unos 5 mil civiles muy vinculados al partido aprista, que fueron fusilados de forma extrajudicial. Aun así, enfrentaron a la muerte, dando vivas al partido aprista y a su líder Víctor Raúl Haya de la Torre.
Tipos como Franklin Durán no deben seguir representando al APRA como autoridades, porque empañan la imagen de ese partido y están matando la fe aprista revolucionaria.
Sin embargo, el APRA tiene la palabra.

¿Papá Noel de Gallito Ciego?

•ASATEM denuncia que el avance de la obra es del 35% mientras que el alcalde de Yonán ha pagado, prácticamente, todo el jugoso presupuesto – que bordea los 9 millones de soles – a la empresa constructora  Gallito Ciego.
•Obra debió ser entregada el 14 de octubre del presente año.
•Además empresa constructora estaría incumpliendo lo que ordena el expediente técnico para ahorrar costos, en perjuicio de la población.
Graves irregularidades se estarían cometiendo en la ejecución del proyecto de agua potable y alcantarillado de la ciudad de Tembladera.
Así se desprende del comunicado emitido – hace unos días por la Asociación Civil de Usuarios de Agua Potable Santa Clara – Tembladera (ASATEM) que preside el ciudadano Miguel Collao.
El comunicado hace preocupantes observaciones en la forma como se está realizando los trabajos de la mencionada obra y, sobre todo, el gasto irresponsable del jugoso presupuesto – el cual bordea los 9 millones de soles –, dinero del Estado que la empresa constructora estaría a punto de gastarlo totalmente cuando sólo ha avanzado una mínima parte del proyecto.
TRABAJA POCO COBRA MUCHO
“En lo que corresponde a la cuarta valorización de la obra, en el acta del representante del Ministerio de Vivienda se ha consignado que la constructora Gallito Ciego tiene un avance de obra que asciende al 35%. Y contradictoriamente existe un avance financiero (desembolso del presupuesto) del 81.25%”, dice el documento que ha puesto de vuelta y media a la población tembladerina al enterarse de que el Consorcio Gallito Ciego trabaja poco y mal, pero cobra más de la cuenta.
Se ha gastado 7 millones 324 mil 133 soles, conforme al acta de  fecha 12 de octubre del año en curso… Y “ya se pagó la quinta valorización, por lo que habría que preguntarse, ¿ya llegó al 100% el avance financiero?”, informó la ASATEM y deploró que no haya un trabajo de supervisión serio en la ejecución de la obra pues, desde el 11 de setiembre, esta función viene siendo ejecutada por la propia municipalidad de Yonán, a través de un ingeniero inexperto, debido a que ésta ha resuelto contrato con la empresa supervisora Consorcio Santa Clara.
AHORRO SOSPECHOSO
Otro punto del comunicado que causa asco e indignación es el “ahorro” que estaría haciendo el consorcio Gallito Ciego, empresa que habría “guardado” 1 millón 778 mil 784.44 soles al no pagar a los trabajadores conforme ordena el expediente técnico, en 270 días laborales.
El expediente técnico indica un total de 2 millones 252 mil 634 soles por el pago de mano de obra, mientras que la empresa constructora solo ha gastado, por ese rubro, la suma de 473 mil 850 soles, explica el documento.
Pero eso no es todo, hay más “ahorros”. La empresa “Gallito Ciego” – parece que se hace la ciega – estaría ocultando, además, 2 millones 106 mil 784.44 soles, dinero que – según el expediente técnico – fue designado para el pago de un ingeniero residente (desde agosto a octubre), un experto en seguridad e higiene ocupacional, un ingeniero sanitario, un ingeniero de costos y presupuestos, un ingeniero ambiental, profesionales que no habrían participado en la ejecución de la obra, asegura el comunicado que ha caído como papa caliente en manos de los franklins y gallitos ciegos.
OBRA DEBIÓ SER ENTREGADA EN OCTUBRE
Así mismo manifiesta el comunicado que el Ministerio de Vivienda informó que la obra de “Mejoramiento de agua potable y ampliación del sistema de alcantarillado y construcción del sistema de tratamiento de aguas servidas de Tembladera” debió ser entregada el 14 de octubre del presente año.
Pero, con las irregularidades que se vienen dando en su construcción, sólo Dios sabe cuándo y cómo será concluida y entregada al pueblo para su uso.
ALCALDE CORRUPTO
De comprobarse esta grave denuncia pública hecha por la ASATEM – entidad que administra el servicio de agua potable en Tembladera – el distrito de Yonán estaría gobernado por el alcalde más corrupto de su historia. No son miles sino millones de soles que estarían siendo “ocultados” ante el silencio cómplice de Franklin Durán Terrones.
Es evidente que Franklin – quien se comporta como un politiquero redomado – se muestra bonachón y complaciente con el consorcio Gallito Ciego ¿Por qué será?
Recordemos: Desde el inicio de la obra hubo problemas, porque la empresa constructora enterraba las tuberías con material arcilloso (cascajo) en vez de hacerlo con arena como lo recomiendan los expertos en construcción civil, incluso utilizó los buzones– con tapa incluida – de las instalaciones antiguas. El pueblo hizo los reclamos del caso, oportunamente, pero el alcalde se hizo el sordo – y también el ciego como el gallito – y permitió que la empresa constructora continúe los trabajos en forma irregular en las calles de Miraflores y Cajamarca.
Es claro que con esas artimañas la empresa constructora está ahorrando costos para su provecho. Y el alcalde, lejos de defender los derechos e intereses de su pueblo, se solidariza con ella.
¿Por qué actúa de esa manera el alcalde yonanero? ¿Acaso está coludido con el consorcio Gallito Ciego para apropiarse ilícitamente del dinero que el Estado designó para la ejecución de esa obra que, urgentemente, necesita tembladera?
Para despejar éstas y otras interrogantes es necesario que la Contraloría General de la República haga las investigaciones que corresponden, en forma exhaustiva, porque están en juego el dinero del Estado y el bienestar de la población tembladerina.
Dicen los tembladerinos que don Franklin, antes de ocupar el sillón municipal de su distrito, se ganaba la vida como mototaxista – trabajo honesto por cierto. Pero, aseguran, que luego de unos meses como alcalde mostró indicios  de riqueza. De este tema nos ocuparemos en otra edición.

“No hubo licitación pública para elaborar el perfil técnico del desvío de la Quebrada Honda de Tembladera”






  • Trabajo fue valorizado en 300 mil soles, dinero que fue donado por la empresa Cementos Pacasmayo.
Otra perla más del alcalde distrital de Yonán-Tembladera, Franklin Durán Terrones: Habría mandado a elaborar el perfil técnico del proyecto “Desvío de la Quebrada Honda”, obviando la licitación pública que exige la Ley de Contrataciones del Estado cuando la inversión municipal sobrepasa las tres UIT (11 mil 400 soles).
Así se desprende del contrato y otros documentos referentes al tema, difundidos en Facebook por Tembladera Perú.
En ellos se puede ver que el alcalde corrupto habría firmado un contrato con Carlos Humberto García Ciurlizza -gerente de CGV Proyectos e Inversiones SAC- en el que se establece la suma de 300 mil soles por la elaboración del referido perfil técnico.
Para justificar su sospechosa actitud, el alcalde – “muy bien” asesorado- establece, en ese contrato, la “exoneración del proceso de selección por situación de emergencia” y se remite a un acuerdo de concejo realizado en enero del 2012.
Cabe aclarar que esos 300 mil soles fueron donados por la empresa Cementos Pacasmayo a la Municipalidad Distrital de Yonán para la elaboración del perfil técnico indicado, luego de que el pueblo bloqueó la vía que conduce a la cantera de piedra caliza -durante 25 días- desde el 9 de agosto del 2011 hasta el 02 de setiembre del mismo año.
De ser auténticos los documentos difundidos vía internet, este sería otro caso de corrupción en el gobierno del alcalde Franklin Durán Terrones. Las autoridades deben realizar las investigaciones pertinentes y sancionar a las personas que estén comprometidas en esos hechos ilícitos, porque el dinero del pueblo es para construir obras, pero con honestidad y respetando la Ley de Contrataciones del Estado.
Como dice el refrán “nadie sabe para quién trabaja”, aunque en este caso está claro que el pueblo luchó y durmió en la intemperie durante 25 días para exigir que Cementos Pacasmayo cumpla sus compromisos con el distrito, pero quien salió ganando –parece- fue Franklin Durán Terrones, un alcalde corrupto que está realizando una campaña política muy costosa en busca de la reelección.

jueves, 2 de octubre de 2014

DR. MAURO SILES ARTEAGA: Un gran candidato a la alcaldía de Cajamarca



El actual alcalde provincial de Celendín, Dr. Mauro Siles Arteaga García, es – sin duda – el mejor candidato a la alcaldía de la provincia de Cajamarca.
Su trabajo realizado en todos los distritos de su jurisdicción testimonia su gran capacidad para gestionar el financiamiento de obras de gran envergadura tales como la construcción del mercado modelo de Celendín valorizado en más de 16 millones de soles, la construcción de pistas y veredas en 112 cuadras de la capital de su provincia con una inversión de 21 millones de soles y el proyecto de construcción del sistema de agua potable denominado «La Quesera» con un presupuesto de 16 millones de soles.
Podemos mencionar también – entre sus grandes obras – “El Mejoramiento y Ampliación del Canal El Toro” con un presupuesto de 3 millones de soles, aproximadamente, y la Construcción del Canal de Regadío EL Balcón que también demanda una inversión de 3 millones de soles, obras que beneficiarán a cientos de agricultores.  
Se suma a ello la construcción del Estadio Municipal de Celendín cuyo presupuesto total es de 24 millones de soles, obra que ha sido ejecutada en lo que corresponde a su primera etapa, entre otras obras de menor jerarquía, pero de gran utilidad para las comunidades rurales, entre ellas electrificación, puestos de salud, escuelas, losas deportivas, carreteras, sistemas de riego tecnificado, entre otras.
Cabe resaltar sus gestiones de alto nivel en Palacio de Gobierno y en los ministerios del Estado para realizar el mejoramiento y asfaltado de la carretera Cajamarca – Celendín – Balsas, obra que está impulsando el desarrollo provincial de Celendín y de otras regiones del norte peruano.
«Quiero volcar mi experiencia como gobernante en beneficio de la capital de la región y espero que la población me apoye con su voto para hacer de Cajamarca una provincia próspera y un polo de atracción turística del país”, manifestó el burgomaestre celendino, que candidatea a la alcaldía provincial de Cajamarca por el movimiento político “Vamos Perú”.